Leyenda de "La Tisigua"

Tuxtla Gutiérrez, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas 0 0 591 may 22, 2014

Los viejitos de los ranchos decían historias de una mujer que se les aparecía a los jóvenes que se quedaban largas horas bañandose en las pozas de río Sabinal.... Había un jóven llamado Dionisio, era hijo de Don Casimiro (Conocido como tío Cashi, seguramente muchos lo han oído) esposo de doña Micaela. Pasaron los años y a Dionisio le llegó la mayoría de edad y una tarde se fué a bañar al río Sabinal, desobedeciendo lo que le decían los adultos "No te tardes mucho en el río por que la Tisigua se aparece", y pues no abedeció y se tardó mucho, cuando de pronto oyó unos aplausos (cada vez mas fuertes) y despues un silbido desgarrador, se sumergío e instantaneamente surgió del agua una mujer muy guapa "esta no se me va" dijo, de pronto la mujer se transporto instantaneamente hasta el tronco de un sabino, intento atraparla y después de una larga persecución entre la maleza, el agua, el lodo, la mujer se volvió a meter al río y el se fue detras de ella, la mujer se volvio a transportar hasta donde estaba el sombrero de Dionisio, lo llenó de agua azufrada y se lo puso en la cabeza a dionisio. Al instante quedo como ******, tal y como se lo dijeron sus mayores, como pudo llegó a su casa donde lo empezaron a curar diciendo esto: "señor de las Ampollas, curá a este cristiano, señor de Esquipulas, dale la salud a tu hijo Dionisio" y lo rameaba, lo bañaba de aguardiente, y entre soplido y soplido seguía pidiendo a toda la corte celestial que Dionisio volviera a su estado natural. Que recobrara su buena figura. Y de nuevo volvía a decir: "Virgen de Copoya, salvá tu hijo, Virgen de Olachea, que se componga este cristiano. Virgen de Candelaria, hacé tu milagro. San Marcos, patrón de Tuxtla, cura a este bendito muchacho.. San Agustín, patrón de Tapachula, que se componga este niño... San Pedro de Tapana, curálo, Pasión verde de Clacotepec, sanálo, San Sebastián de Chiapa, curálo, San Caralampio de Comitán curálo, San Pascualito, sanálo". Y así no cesaba de pedir hasta lograr que volviera a la normalidad aquel pobre muchacho...... Desde entonces se cree que al joven que se quede tarde bañandose en el río Sabinal se le aparecera la tisigua y lo dejará ******, tal y como le pasó a Dionisio.

Autor: jose marquez